Lo mejor que puedes hacer contra la gente tóxica es evitar convertirte en uno de ellos.