La vida no es tan dura como nuestra sesera.